Somos open minded y a parte de enrollarnos entre nosotros, también cocinamos los pecados del chef. Se trata de platos en miniatura hechos con pasión y presentados para ofrecer placer visual y sensorial.

Dividimos los pecados del chef en:

¡Tiramos la caña…

a los pescados! Los principales pecados del chef son los ceviches, tártares y carpaccios son nuestra perversión culinaria. Nos gustan los crudos, los marinados… Al estilo de Chile, de Perú, de Japón… del mundo entero y nuestro propia creación. También nos vuelven locos los suquets, los estofados, las brasas y los arroces.

Los pescados poseen muchas propiedades nutricionales. Se convierten en alimentos fundamentales dentro de lo que se considera una alimentación equilibrada y cardiosaludable. No sólo disponen de proteínas de excelente calidad, sino que además presentan un perfil de lípidos más saludable (que las carnes). Además, el consumo de pescado, y en concreto de pescado azul, puede mejorar los síntomas de algunas enfermedades. También puede contribuir a la prevención de otras, entre las que destacan las cardiovasculares.

El rollo vegetariano nos pone un montón

Las frutas y las verduras nos ponen un montón. Por esto, nuestros platos siempre vienen adornados de verdes. Pero los verdaderos pecados del chef de esta sección, son exclusivamente vegetarianos, algunos ellos con la etiqueta de vegano.

Utilizamos toda la variedad de hortalizas que ofrece nuestro planeta, para que nuestro invitado lo experiemte todo:

  • Raíces y tubérculos (patatas, raíces tropicales…).
  • Tallos bajos y bulbos (remolachas, nabos, cebollas…).
  • allos y los pedúnculos (espárragos…), hojas (lechugas, coles…).
  • Flores (alcachofas, coliflor…).
  • Frutos usados como hortalizas (tomates, pimientos, berenjenas, calabazas, pepinos…).
  • Algas
  • Setas…

Entre los beneficios que conlleva una dieta vegetariana se incluye el bajo aporte de grasas saturadas que contienen los productos de origen animal. También el nulo aporte de colesterol que sólo se encuentra en el reino animal. Además, con la dieta vegetariana podemos incluir una mayor cantidad de fibra. Sobretodo, si consumimos cereales integrales, lo cual se ha asociado a una menor prevalencia de cáncer de próstata y colon.

Bocados: ¡cuidado que muerden!

Los bocados son platos que pueden comerse de un solo mordisco y con los dedos. El concepto ahora llamado fingerfood

Los bocados, para comer con las manos, contrasta con con los alimentos ingeridos con un cuchillo y tenedor, palillos u otros utensilios. En algunas culturas, los alimentos casi siempre se comen con las manos, sobretodo en África o en Asia meridional. En nuestra casa, de toda la vida, existen los tradicionales canapés.

¡Sólo apto para carnívoros!

Nuestras carnes preferidas en esta sección para los más pecadores.

Es cierto que recomienda que el consumo de la carne sea en cantidades pequeñas. En nuestros menús degustación no abusamos de la carne. No obstante, confesamos que nos gusta tanto su sabor y la cocinamos tan bien, que siempre hay un plato de los seis donde la carne es la gran protagonista.

Pueden ser las aves (pollos, codornices, gansos…), el cerdos, la ternera, el cordero… en función de lo que encontremos al mercado y del antojo del chef.

Nuestras bombas son de queso.

Y nuestro queso preferido es la mozzarella, un queso blando que se come cuando es joven y conserva su sabor lácteo fresco y su carácter lechoso y limpio. Lo pasamos bomba con este queso porque combina bien con los sabores salados y frutales y con ingredientes terrosos como las setas y las trufas.

¿Te apetece jugar?

La famosa frase que las madres y los padres repiten a sus hijos que “con la comida no se juega”, deja de tener sentido. Presentamos nuestra colección de juguetes y cocina interactiva, porqué comer es un juego.

Los platos que presentamos en esta sección están servidos en contenedores no convencionales, ya sea para darle una utilidad añadida a la receta, sólo para jugar o por razones puramente estéticas.

¡Vamos a pasarlo bien!

Si después de tanto pecado, todavía tienes ganas de terminar la cena con nosotros, te sugerimos que pruebes nuestro final feliz